Blogia
Mediatizando: medios, ciberespacio y cultura

TELE QUE NO VE, CIUDADANÍA QUE SI SIENTE

TELE QUE NO VE, CIUDADANÍA QUE SI SIENTE Esta vez no hubo transmisión especial desde el Zócalo ni tomas aéreas desde el helicóptero. Eso había hecho Televisa cuando fue la "Marcha contra la Delincuencia" el año pasado.


Este domingo, la "Marcha del Silencio" para protestar contra el "ataque" a López Obrador por parte del Gobierno Federal hizo honor a su nombre, al menos en la televisión. Ni Televisa ni TV Azteca le dieron relevancia al asunto y sólo CNI Canal 40 tuvo una cobertura en vivo, que incluyó reporteros en diferentes puntos de la marcha.


El año pasado, en la "Marcha contra la Delincuencia", Joaquín López Dóriga y Carlos Loret de Mola encabezaron los comentarios en vivo de la transmisión en la que Televisa desplegó innumerables recursos mostrando, por ejemplo, tomas aéreas desde su helicóptero de la larga fila de gente que iba al Zócalo. Sin duda era noticia: se estimó que participaron más de 350 mil personas.



Este domingo sin embargo, la situación fue distinta. Para Televisa, la "Marcha del Silencio" en apoyo a López Obrador no fue nota. Al menos no fue tan importante como la otra marcha, como para que ameritara meter una cobertura especial en vivo. A juzgar por su programación de este domingo, de hecho, lo único relevante de esta mañana fue la primera homilía oficial del Papa Benedicto XVI (que se estuvo retransmitiendo, ya que fue en la madrugada). Es más, a pesar de que la transmisión de la misa era evidentemente diferida, Televisa no consideró ni siquiera insertar breves cápsulas informativas del desarrollo de la caminata, como mostró el monitoreo de El Universal Online, y como sí hizo, por lo menos, TV Azteca.


En ese sentido, Televisa pareció coincidir al pie de la letra con las prioridades del Presidente Fox, quien cuando por la mañana fue entrevistado, evitó a toda costa hablar de la marcha en la Ciudad de México y únicamente se dedicó a alabar al Papa y su homilía.


Eso sí, por la noche, la televisora de Emilio Azcárraga sí dio mucha importancia a la última expulsión de Big Brother 3R. Durante todo el partido del América (que, de nueva cuenta se llevó a cabo a las 6 P.M. justamente para heredarle más rating al aburrido reality show) los comentaristas de la empresa se la pasaron exaltando la importancia de dicho acontecimiento que uno "no se podía perder".


El contraste es evidente. Cierto es que las televisoras no dedican mucho tiempo a las noticias políticas en los fines de semana, pero el contraste de otra marcha, la de la delincuencia, evidencia una intención que va, obviamente, mucho más allá del criterio periodístico. Vaya, sin involucrar intenciones políticas, no se puede entender que 350 mil mexicanos marchando sean una gran noticia y no lo sean un millón de personas (según la SSP del DF o 750 mil, al menos, si se quiere tomar estimaciones más conservadoras, como la que reflejó el diario estadounidense The New York Times en la nota de su página web) haciendo lo mismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Caminante -

No hay de que sorprendernos, esa ha sido la tónica por mucho tiempo.

Gonzalo -

increible que hayan transmitido la misa del papa en lugar de la marcha
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres